Programar en Scratch

¿Te gustaría que tus hijos aprendieran a programar de forma divertida y sencilla? Entonces te interesa conocer Scratch, el lenguaje de programación más visual del mundo. Una manera ideal para que tus hijos se inicien en este pequeño gran universo y desarrollen el pensamiento computacional, la creatividad y su capacidad lógica. Programar en Scratch les permite crear sus propios proyectos digitales, desde animaciones a historias interactivas y videojuegos, mientras se lo pasan en grande. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este lenguaje de programación.

 ¿Qué es Scratch?

Scratch es un lenguaje de programación visual creado por el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) en 2007 específicamente para niños y adolescentes, ya que nació con el objetivo de facilitar el aprendizaje de la programación en usuarios de entre 8 a 16 años.

Basado en el uso de bloques gráficos de diferentes colores y formas, que representan las instrucciones que se quieren dar al ordenador; Scratch es altamente intuitivo y visual. Sus bloques se pueden arrastrar, soltar y encajar entre sí, como si fueran piezas de un rompecabezas, para crear programas o scripts. Además, cuenta con un entorno de desarrollo online, llamado Scratch Studio, donde se pueden crear, compartir y explorar los proyectos de otros usuarios. Un software libre y gratuito, que se puede usar desde cualquier navegador web o descargar en el ordenador, y que puede ser el compañero que estabas buscando para tus hijos.

¿Por qué es un buen lenguaje de programación para niños?

Intuitivo, colaborativo, creativo, fácil de usar…Descubre por qué programar con Scratch es la mejor opción para tus hijos.

Ventajas/beneficios de programar con Scratch

  • Es fácil de aprender y de usar. Elimina la complejidad sintáctica y los errores de escritura que suelen presentar los lenguajes de programación basados en texto, como Python, Java, C#, etc. Al usar bloques gráficos, Scratch hace que la programación sea más intuitiva, visual y divertida, sin perder la potencia y la flexibilidad de los lenguajes tradicionales.
  • Es creativo e innovador. Los niños pueden elegir entre una gran variedad de bloques, que les permiten controlar todos los aspectos de los personajes o sprites que aparecen en el escenario. Van a divertirse creando sus proyectos y añadiendo sus propios dibujos, sonidos, fotos y vídeos.
  • Es colaborativo y social. Fomenta el trabajo en equipo y la comunicación entre los usuarios.
  • Es educativo y formativo. Scratch no solo enseña a los niños a programar, sino que también les ayuda a desarrollar otras competencias y habilidades esenciales para su futuro: el pensamiento lógico, el pensamiento computacional, la creatividad, la resolución de problemas, el razonamiento matemático, la expresión artística o la alfabetización digital son algunas de ellas.

Fundamentos de programación en Scratch

Te contamos algunos de los conceptos básicos que tus hijos van a adquirir al programar en Scratch:

  • Los bloques. Las unidades básicas de programación en Scratch. Cada bloque representa una instrucción o una acción que se quiere realizar y se clasifican en 10 categorías, según su función y su color: movimiento, apariencia, sonido, eventos, control, sensores, operadores, variables, listas y extensiones.
  • Los sprites: personajes o elementos que aparecen en el escenario o stage, y que se pueden programar para que hagan lo que se quiera. Los sprites pueden tener diferentes disfraces o costumes. Se pueden crear desde cero, elegir de la biblioteca de Scratch, importar desde el ordenador o dibujar con el editor de Scratch.
  • El escenario. El fondo donde se muestran los sprites y donde se desarrolla la acción del proyecto, el cual también se puede programar por completo.
  • Las coordenadas. El escenario tiene un sistema de coordenadas cartesianas, con un punto de origen en el centro, un eje horizontal o eje x, y un eje vertical o eje y. Las coordenadas se expresan como pares ordenados de la forma (x,y), donde x es la distancia horizontal desde el origen y y es la distancia vertical desde el origen. Por ejemplo, el punto (0,0) corresponde al centro del escenario, el punto (240,0) corresponde al borde derecho del escenario, el punto (0,180) corresponde al borde superior del escenario, etc.
  • Los eventos. Inician o detienen los programas y pueden ser de diferentes tipos, desde pulsar una tecla, hacer clic en un Sprite o recibir un mensaje.

¿Qué proyectos pueden realizar los niños con Scratch?

Programar con Scratch hace posible que los niños creen sus propios videojuegos (que podrán compartir con otros usuarios), animaciones (seleccionando personajes, música y efectos) e historias interactivas (programando las interacciones, las decisiones y las consecuencias de cada nivel en el que se juega), con lo que desarrollan al máximo su creatividad, su imaginación y su aprendizaje. Scratch es, por tanto, una forma ideal de introducir a los niños en el mundo de la programación, y de que se diviertan mientras crean proyectos increíbles.

¿Dónde pueden los niños aprender a programar en Scratch?

Si quieres que tus hijos aprendan a programar en Scratch debes elegir un entorno estimulante para ellos, como el que te ofrece Lifecole, una plataforma online con los mejores cursos de programación en Scratch para niños y jóvenes de 6 a 16 años.

Nuestra revolucionaria metodología está basada en el aprendizaje por proyectos. También contamos con una selecta plantilla de profesores expertos en programación, que hacen de Lifecole el entorno ideal para que tus hijos aprendan a programar con Scratch al tiempo que se lo pasan en grande. Una oportunidad única para que adquieran las herramientas clave con las que diferenciarse en el futuro.